Contemporáneos a su historia

Por Javier Nicolás Baroli (Corresponsal LBD en Río Gallegos)

0025576799
Cuantas emociones en una misma noche. Ver su remera en lo mas alto del estadio de los San Antonio Spurs, tal vez sea el reflejo mas sincero de una carrera épica. Y nosotros fuimos testigos de esa historia. Salud Manu.

Ahí estábamos todos. En medio de la oscuridad de la noche, secando disimuladamente alguna lagrima.

Es que yo, nosotros, todos alguna vez nos emocionamos con su juego, con aquella definición épica frente a Yugoslavia, o los cuatro anillos de la NBA, o la hermosa Generación Dorada.

Manu jugaba y dejábamos abierta la puerta de la improvisación, de la sorpresa, de lo mágico.

Por qué nos emocionamos tanto con esta ceremonia ? Me lo sigo preguntando. Y con el pasar de los días logro entenderlo.

Ver su camiseta en lo mas alto, me hizo entender todo. Ahora si Manu no estaría más en una cancha. Pero no solo el Bahiense, sino su camiseta, su esencia, su mística.

Lo que perdurará para siempre será su ser. Su humildad y grandeza. El respeto ganado por el deporte Argentino, en un país como los Estados Unidos, que hasta antes de su aparición, era un lugar innoto en algún rincón de un mapa.

Por eso y por muchas cosas más… Gracias Eternas Manu!
images

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 9 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>