Pilotos del mundo uníos

Por Daniel Campos (Corresponsal LBD en Palma de Mallorca, España)

Niki Lauda 1982La reciente desaparición física de Niki Lauda disparó rápidamente una gran idea por parte de nuestro hombre en España. Daniel Campos se encuentra escribiéndo un libro sobre la Fórmula 1 Internacional. Durante alrededor de una semana y a modo de homenaje espiaremos los capítulos que involucran al austríaco triple campeón del mundo, empezamos?

La temporada de 1982, quizá una de las más convulsas que recuerda la categoría y fue en vísperas del GP de Sudáfrica que las cosas empezaron a torcerse.
Apenas desembarcados en Kyalami los pilotos descubrieron no sin asombro que los contratos que los vinculaban con sus respectivos equipos, contenían una serie de cláusulas, que limitaban la libertad de acción de los volantes.

Por supuesto que los dueños de las escuderías y las autoridades de la FIA, no pusieron objeción. Pero los principales protagonistas no pensaban lo mismo, entonces Niki Lauda, que ese año regresaba a la F-1 conduciendo para el equipo McLaren, empezó a convocar a sus pares a plegarse a una huelga.

A pesar de las amenazas de Balestre y Ecclestone de castigar a los rebeldes, el austríaco siguió adelante con su plan.

El jueves por la mañana Lauda apareció por el circuito con un autobús y se llevó a todos los pilotos hasta el Hotel Sunnyside Park.

Mientras tanto el presidente de la Asociación de Pilotos, Didier Pironi, se quedó para hablar con Ecclestone, pero el inglés no quiso saber nada de negociaciones. Llamó a la policía ordenándole que disolviera la huelga.

Los rebeldes a la espera de noticias desde el circuito, disfrutaban de los acordes de la música que el italiano Elio de Angelis ejecutaba al piano.

Cuando llegó la policía, los pilotos bloquearon la entrada del salón usando ese mismo instrumento y se quedaron allí a pasar la noche.

Ecclestone furioso amenazó con echarlos a todos y reemplazarlos por otros volantes de otras categorías.

Pero horas más tarde, el pequeño inglés tuvo que reconocer su derrota y renegoció con las escuderías, el tipo de contrato que generó el conflicto.

Los pilotos regresaron de su encierro justo a tiempo para las pruebas de clasificación y el Gran Premio de Sudáfrica de 1982 se pudo disputar normalmente.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 19 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>