Puntero de la Zona Sur

Por Agustín “Colo” Aguirre (Corresponsal LBD en Mar del Plata)

Quilmes ganó su cuarto partido consecutivo de local tras vencer en  un partidazo a uno de los candidatos al  título Boca por 70 a 68 en tiempo suplementario, “Maxi” Maciel con 20 puntos fue la figura del partido. Mientras que Peñarol perdió su segundo juego de visitante tras caer con Gimnasia de Comodoro 88 a 81, Schattmann 24  el goleador del  partido. La foto es gentileza de www.ligateunafoto.com

Quilmes con mucho amor propio ganó una batalla en el Once Unidos, con un Maciel fenomenal jugando los 45 minutos, metiendo 20 puntos y bancándose a Battle en defensa para que Quilmes gane un partidazo en suplementario sin sus  pivots (los dos afuera por 5 faltas)

El primer cuarto  los primeros cinco ataques Boca perdió cuatro pelotas. Y la culpa la tuvo la defensa de Quilmes. El “xeneize” abusó de la individualidad en los rompimientos y si no jugó pelotas abajo para que le pivote se arregle uno vs uno. La defensa de Quilmes, solidaria y de equipo recupero pelotas para hacer lo que mejor hace correr la cancha

Boca perdió 8 pelotas en el primer cuarto y Quilmes se escapó 11-3 arriba. Ajustando la defensa con el ingreso de Faggiano Boca mejoró y logró frenar en parte a Sahdi, hasta allí el dueño del juego. Baxley no tenía tiro limpio y forzando erró todo, Marín hizo la segunda falta muy rápido y tuvo salir. A pesar de la falta de puntería su defensa era tan firme que el 17-11 del primer segmento era justicia.

En el segundo cuarto Boca mejoro tanto en defensa como en ataque. La salida de Sahdi por descanso lo terminó de confundir a Quilmes que no encontró juego claro en el ataque estacionado. Al bajar el número de pérdidas, Boca no le dio chances a su rival de poder correr. Pero el xeneize no jugaba claro en ataque. Sin pases, con escasos rompimientos paras las descargas y muchas acciones individuales. El partido era puro desorden de los dos lados y todo defensa.

La clave fue el cierre del parcial, donde Boca metió una corrida de 10-0 para irse al descanso largo arriba 29-33. Lo logró con un triple de Safar, 2 pts de Faggiano y 5 de De Groat. Quilmes erraba más de lo que defensa de Boca exigía.

El tercer cuarto fue pura Intensidad defensiva propuesta por Quilmes. Con actitud y defensa, el Tricolor lograba atacar de la manera en la que más se siente cómodo: corriendo. Producto de un buen pasaje en ofensiva de Marín, Baxley (6puntos) y Maciel (8 puntos). Sobre el cierre Lucas Faggiano protesto de manera excesiva y  le bajaron la técnica y Quilmes sacó el mayor provecho. Dos libres adentro y triple sobre la chicharra de Maciel para cerrar el tercer cuarto 52 a 45 arriba para Quilmes.

El último capítulo fue pura emoción. En un minuto Boca alcanzó a su rival y en los primeros 5 minutos solo permitió dos puntos al local (55-58).

Quilmes fue puro coraje,  en ataque Sadhi marcaba solo libre que era el famoso  pasar y cortar  aunque con porcentajes de terror: 1/5 en triples y 2/8 en dobles en los últimos 10 minutos sumando además 4 pérdidas. Ramella que había bancado a un errático Baxley todo el tercer cuarto y gran parte del último lo sacó porque el americano ya no metía nada. Encima no podía jugar interno, Gallizi salió por cinco faltas y Ghersetti tenía cuatro.

A falta de dos minutos Boca tomó 5 de ventaja (55-60) con parcial 2-15. Federico Marín metió un doble (57-60), y en los siguientes ida y vuelta, Battle erró un doble y Safar un triple. En el último ataque Marín se mandó por izquierda y cuando tiró forzado por arriba de la marca de Safar, Selem sale despedido hacia atrás y el árbitro Mendoza le baja un técnico por simular la falta en ataque. Desde la línea de libres metió uno (58-60) y erró el segundo con solo 23 segundos por jugarse. En la reposición Ramella vuelve a poner Baxley y el extranjero dejó correr el reloj y a falta de 5 segundos clavó un triple de 8 metros para que Quilmes pase a ganar por uno (61-60).

En la jugada del final Battle se mandó en bandeja y le sacó la quinta a Mario Ghersetti. Battle (muy protegido por los árbitros) desde la línea metió el primero y erró el segundo. Por eso mismo  el  partido se fue a tiempo suplementario

Sin Ghersseti, Marin y Gallizzi, los dos  afuera por faltas, el suplementario Quilmes lo encaró con Maciel y Piñero como internos. Los capitalinos arrancaron mejor como era de esperar, buscando la pintura. A pesar de ese problema, el “Cervecero” dio una muestra de carácter, con un Maximiliano Maciel que jugó de manera brillante en los dos postes, mas  una entrega increíble de Facundo Piñero, que fue pivot falso para pegar y ganar rebotes, de Fabián Sahdi en la conducción y de Ortiz y Baxley para generar los puntos. 

El cierre nuevamente estuvo cargado de tensión y suspenso. Quilmes dos arriba obligo a boca a falta de 8 segundos a  cortar con falta a Ortíz, y el nacido en Temperley, erró de manera impensada ambos lanzamientos. Cequeira buscó a Battle en la réplica y allí apareció Ortiz, quien se redimió de su fallo al robarle la pelota, dándole de esa manera el triunfo a Quilmes y desatando la locura en un estadio de Once Unidos colmado.

Quilmes lo jugó como una final y ganó un partido impensado cuando arranca la temporada y así el cervecero se trepó a la punta de la zona Sur.

Síntesis

Quilmes (70): Fabian Sahdi 7, Walter Baxley 13, Federico Marin 14 (x), Maximiliano Maciel 20 y Mario Ghersetti 6 (x) (FI), Tayavek Gallizzi 2 (x), Facundo Piñero 6, Lucas Ortiz 2. DT: Leandro Ramella

Boca Juniors (68): Luis Cequeira 4, Selem Safar 11, Federico Aguerre 0, John De Groat 15 y Robert Battle 16 (FI), Patricio Prato 7, Lucas Faggiano 7, Marcos Delia 4, Alejandro Diez 4. DT: Carlos Duro.

Parciales: 17-11, 29-33, 52-45, 61-61 y 70-68

Extraña a Campazzo

Peñarol comenzó el partido más preciso que Gimnasia, con un gran triple de Ibarra en su difícil tarea de reemplazar Facundo Campazzo. Samuel Clancy inauguró el tablero para el local con un doble pero Gimnasia erraba mucho al aro, perdía pelotas y esa situación fue aprovechada por los marplatenses con Ibarra y Leiva. Schattman con un triple y otra intervención de Clancy lograron empatar el marcador en siete, pero “Leo” Gutiérrez se puso el equipo al hombro con siete puntos seguidos y Leiva le ganó a Clancy debajo del aro y lograron extender la ventaja para el visitante por 21 a 9.

A partir de allí, Nicolás De Los Santos dijo “basta” e hizo despertar a Gimnasia con seis puntos y el verde metió un parcial de 10-2 para acortar la distancia a cuatro e ir al primer descanso con otro aire.

El segundo cuarto continuó con paridad. El “Verde” empatar el match (29-29) a través de dos libres de Schattmann y luego, se puso por delante por primera vez con un doble de Byron. Sin embargo, en la réplica, un triple de Leo puso a Peñarol por delante (31-32).

Un triple de Cassinelli le devolvió la ventaja a Gimnasia en su mejor momento en el partido y, enseguida, una buena maniobra de Johnson estiró diferencias (36-32). A partir de ahí, el equipo de García pasó a controlar las acciones.

Peñarol no encontró respuestas en ataque. Gutiérrez abusó del tiro externo y sin efectividad (2/6), mientras que los relevos no pudieron anotar. Salvo una buena jugada de Giorgetti, otra de Boccia y el peso ofensivo de Leiva, el equipo no tuvo más vías para lastimar. Por eso, entró al descanso largo con desventaja en el marcador (43-39).

En el tercer cuarto, Ibarra inquietó con su cuatro triple pero, acto seguido, apareció Santiago Scala con su especialidad. Con triple y doble de él, uno previo de Clancy y un tiro certero del intratable Leonel Schattmann, Gimnasia logró la máxima diferencia de nueve hasta el momento. El joven Franco Georgetti hizo sus méritos con seis puntos para el visitante, pero un Santiago Scala extraordinario, con 10 puntos en el parcial, pusieron de nuevo las cosas en su lugar. Gimnasia cerró el parcial por 64 a 55.

El último cuarto tampoco empezó favorable para Peñarol. Schattmann capitalizó con dos libres una falta técnica sobre Leiva por protestar. Asimismo, dos libres de Orlietti pusieron una máxima de 13 puntos (68-55).

Matías Ibarra (17) combinó con Fernández y logró su quinto triple en seis intentos para achicar (69-58). De todas formas, no pudo continuar con la remontada. Una falta muy dudosa de Boccia y un fallo técnico sobre Fernández le devolvieron a Gimnasia la tranquilidad a través de la seguridad de Schattmann desde la línea.

Peñarol fue con ímpetu a jugar los últimos minutos. Boccia estuvo muy activo y una bomba de “Leo” achicó a 9 puntos (79-70). Dos libres de Sosa pusieron el marcador 83-73 y una réplica del boricua permitió descontar con un doble (83-75).

De todas maneras, Peñarol no pudo seguir recortando y cayó ante el equipo de Comodoro Rivadavia. Tuvo un buen inicio, pero no pudo mantener el buen nivel de los primeros minutos, corrió de atrás y se le hizo imposible remontar el partido.

Síntesis

Gimnasia (88): De los Santos 11, Schattmann 24, Cavaco 0, Jonhnson 14 y Clancy 12 (FI) Cassinelli 5, Scala 10 y Orlietti 12. DT: Gonzalo García.

Peñarol (81): Ibarra 21, Boccia 16, Giorgetti 9, Gutiérrez 15 y Leiva 11 (FI) Sosa 7, Weigand 0 y Fernández 2. DT: Fernando Rivero

Parciales: 19-23, 24-16, 22-16 y 24-26

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 43 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>