El juego colectivo le ganó a la individualidad

Por Agustín “Colo” Aguirre (Corresponsal LBD en La Pampa)

Peñarol ganó una nueva edición del clásico, fue 84 a 77, con tres hombres arriba de los tres dígitos en puntos, además desde el banco sumó 50 tantos, mientras que el de Quilmes solo 15. Baxley fue el goleador de partido con 28 puntos. El miércoles desde las 21 la revancha. La foto es gentileza de www.ligateunafoto.com

Ramella sabía que no iba a contar con Romero, una de sus piezas claves, junto a Baxley en el poste bajo, por eso salió con Galizzi de entrada, al pibe le tocó marcar a Leiva y en este primer cuarto lo contuvo muy bien, es más lo mandó al banco con 2 faltas en menos de 4 minutos de juego.

El primer cuarto fue muy malo, los dos erraron muchos, Quilmes arrancó arriba en el marcador con dos libres convertidos de Galizzi, pero enseguida vino el máximo anotador de triples de la liga, “Leo” Gutiérrez con una bomba de tres desde el eje de la cancha hizo que el local pase al frente 3-2 con 9:17 por jugar.

El partido era muy aburrido, porque los dos erraban mucho, muy malos porcentajes, Quilmes en ataque jugaba siempre al extra pase, pero las ayudas de Peñarol siempre llegaban entonces no le funcionaba el sistema teniendo que tirar al filo de los 24 segundos.

El “milrayita” era todo lo contrario, primero intentaba el pick and roll con Leiva, si eso no funcionaba posteaba a Boccia y Giorgetti que tenían diferencia de altura sobre Baxley Y Marin.

Con casi 8 minutos de juego Quilmes sacó la primera diferencia en el marcador (9-13) tras una técnica que primero parecía de Leiva, pero luego los árbitros decidieron que fuera para el banco, el tanteador decía algo que en el juego no plasmaba.

Peñarol tiró 3/11 en libres (1/6 Leiva) la estrategia de Quilmes era clara, que Leiva se gane los puntos desde la línea. Quilmes pasó al frente con un doble de Boccia y Giorgetti (17-15). Pero Vildoza corrió de costa a costa y con un triple a la carrera llevó al tricolor arriba por 1 (17-18).

El segundo cuarto arranco a favor de Peñarol, de a poco el local iba a encontrar el juego y el aro se le empezó abrir, arrancó con un parcial de 6-2 (23-20) con 7:46. Los dos puntos metidos de Quilmes fueron de tiro libre, recién el tricolor logro meter si primer tiro de campo de la mano de su extranjero Baxley con 7:14 por jugar.

Luego de ese doble para que Quilmes pierde tan solo por uno, Peñarol enseguida efectuó otro parcial importante de 5-0, con un triple de Sahdi y un doble de Boccia. El parcial del cuarto era de 10-4 con 6:00 por jugar, eso hizo que Ramella pare el match para acodar un poquito las cosas.

El partido se sintetizaba en Peñarol vs Baxley el único que seguía manteniendo en partido a Quilmes era el extranjero. En el minuto 5:12 se vio a la hinchada de Quilmes ponerse de pie y aplaudieron alguien, ese era Lucas Ortiz, una de los piezas claves del ascenso.

Volvió después de casi 6 meses luego de una lesión muy traicionera. No se puso nervioso Ortiz en la primera bola que agarró en la punta derecha y metió sus primeros 3 puntos en la liga, parecía que Quilmes estaba en partido se había puesto a uno abajo con 4:04 por jugar (27-28).

Pero enseguida el ala pivot de Peñarol responde desde 45° con un triple para que de a poco Peñarol vaya tomando ventaja, Quilmes perdió la pelota de la mano de Marin y ensguida Sahdi (ex Quilmes) metió otra bomba de tres para que el milrayita tome diferencia de 7 (34-27).

Enseguida Remella gastó otro tiempo muerto y el que apareció de nuevo fue Ortiz desde el eje de la cancha con otro triple para que Quilmes se ponga a 4 con 2:45 por jugar.

Después de eso Peñarol metió un parcial de 9-0 (un doble de Boccia y dos triples, uno de Diez y de Giorgetti) para ponerse arriba por 12 (42-30), Luca cortó la racha con dos simples.

El descanso largo decía que Peñarol ganaba por 10 (42-32) ganado el cuarto 25-14.
Parecía que el tercer cuarto sería para Quilmes, arranco muy bien Cequeira (4 puntos y 2 asistencias) el tricolor estaba en partido en un abrir y cerrar de ojos, con un triple de Clark para achicar la brecha a 4 (45-41) pero la experiencia del campeón olímpico peso, primero sacó de partido a Clark que con un cuarto y medio por jugar ya tenía 4 faltas y se fue para el banco y luego hizo que Galizzi también sumara la misma cantidad de infracciones.

Baxley era la clave para que Quilmes se metiera en partido, y Giddens el extranjero que hacia su debut en el milrayita , además de hacer un buen aporte, también aportaba para el show. Cuando el juego era penetración de los dos lados, apareció Fabián Sahdi rompió los esquemas con un triple que le dio aire a Peñarol (59-52), a falta de 1:30.

Y antes del cierre del parcial, otra vez la ley del ex hizo que la hincha milrayita se levante. El golpe final pudo haber llegado en la última bola del cuarto, cuando Massarelli metió un gran triple, pero los árbitros entendieron que el tiro había salido de las manos, después de sonar la chicharra, entonces Peñarol quedaba arriba por 5 (62-57).

Peñarol arranco con la idea de cerrar el match lo más rápido posible, primero Massarelli se sacó las ganas del triple que no lo valió y clavó una bomba desde la punta izquierda y después el campeón mundial y olímpico, “Gaby” Fernández desde casi 9 metros desde el eje de la cancha puso el partido a 11 para el milrayita (71-59).

Quilmes siempre sabe que baxley va a meter más de 20 puntos partidos, pero lo que no se puede permitir es que los demás no lo acompañen y eso fue lo que paso en este clásico, Baxley era el único que generaba gol y entonces Peñarol ajusto ahí y Quilmes se quedo sin ideas.

Ramella tiró la toalla cuando vio como Massarelli agarró un rebote en ataque luego de que la pelota picara en la zona. La gente de Peñarol alentó hasta el final, esperando feliz la revancha de este miércoles otra vez en el “poli” la cual contará con la trasmisión de Tyc Sports a partir de 22.

Síntesis
Peñarol (88): Alejandro Konsztadt 3, Adrián Boccia 18, Franco Giorgetti 6, Leonardo Gutiérrez 8 y Martín Leiva 3 (FI); Gabriel Fernández 6, JR Giddens 9, Alejandro Diez 8, Fabián Sahdi 16 y Luciano Massarelli 11. DT: Fernando Rivero.
Quilmes (74): Luis Cequeira 17, Walter Baxley 26, Federico Marín 2, Ivory Clark 8 y Tayavek Gallizzi 4 (FI); Maximiliano Maciel 2, Luca Vildoza 7, Rubén Wolkowisky 0 y Lucas Ortiz 6. DT: Leandro Ramella.
Parciales: 17-18, 42-32 y 62-57.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 32 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>