¡Llegaste! Un poco tarde, pero se concretó al fin

Por Oscar «Huevo» Sánchez (Básquet en LBD)

FB_IMG_1605869403323
Como cada vez que su pluma expresa conocimiento fuimos en busca de la autorización para publicar lo suyo en nuestro sitio.

Una vez más la obtuvimos del mejor entrenador de básquet de la región, un amigo, Oscar «Huevo» Sánchez, quien dijo lo suyo sobre la llegada a la NBA de nuestro «Facu» Campazzo.

«Una simple apreciación, de alguien que ha visto muchos jugadores y más en ese puesto, siempre consideré mi admiración por Facundo Campazzo.

Desde ese mini Paco Festa que jugaba en la Liga, ese que se metía por debajo de las piernas del rival y lo hacía caer. A ese que prosiguió jugando a un nivel de jerarquía tras el retiro del histórico «Tato» Rodríguez en Peñarol.

Hasta aquel que posteriormente fue como tercer base de un equipo líder en Europa como el Real Madrid (era como ir de tercer arquero en un equipo de fútbol, más o menos), y al que les llegaron sus chances luego, con la partida de Sergio Rodríguez a CSKA.

En Murcia tuvo la convicción de crecer y no de demostrar. Puso el foco en su evolución como jugador en Europa por sobre las luces de tener poco espacio en un equipo galáctico como el Madrid.

Se dio el tiempo para entender que madurar es más importante que figurar.
Todo se le fue dando. Sus cambios de equipo, su cambio de aspecto físico. Lo único que permaneció siempre fue su corazón indomable, que lo distinguió desde la época de sus equipo en Córdoba, Peña o el Real.

Claro, es verdad, tampoco cambió su forma de jugar. Él lo aprovechó y lo mejoró. Empezó por moldear su cuerpo y, a partir de ahí, mejoraron sus destrezas y lectura.

Ahora muchos en estos días me han entrevistado para preguntarme cómo se lo verá en la NBA. Si pagará un derecho de piso jugar a ese nivel, etc.

Les voy a ser muy sincero:

Campazzo ha realizado los pasos lógicos que merece un atleta para jugar en el máximo nivel de la NBA.

Él no fue elegido por su biotipo, por tener una figura espigada, brazos largos y jugar sobre el aro. Él ingresa a esa competencia con un recorrido maravilloso y justificado por sus grandes actuaciones en cada liga donde jugó.

No todo es lo físico, es también demostrar en cada nivel un protagonismo.

En la Liga Nacional, abusó; en la ACB, deleitó; y en Euroliga demostró estar entre los mejores 5 bases de Europa.

¿Más credenciales necesita? ¿Más talla? Más brazos largos? ¿Volcarla? ¡Por favor, señores! Aquí está ahora, aunque dos años antes le hubiesen hecho mayor justicia a su arribo al mundo galáctico.

Solo resta que entre al vestuario, se ponga la camiseta y salga a desarrollar ese juego que tan bien fue completándose.

No solo desde su defensa, sino de sus mejores conocimientos de ritmos de juego, pases, penetraciones ante gigantes o tiros en salida de su pick and roll. Todo eso lo tiene.

En lo que sí deberá más que nunca trabajar y enfatizar, será en el tiro. Algo que en la máxima competencia se necesita. Anotar y que a la larga le dará ese espacio que también le favorecerá por las reglas defensivas de la NBA.

Llegaste un poco tarde man, pero lo importante es que se dio y estás donde querías estar.

Felicitaciones y, por favor, nunca te olvides de llevar el «Corazón» ese que mide 2,22 metros siempre en el bolso.

Éxitos, Hue.»

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 32 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>