Madrid y Barcelona siguen en la Champions

Por Daniel Campos (Corresponsal LBD en Palma de Mallorca, España)

barsaEl Barcelona hace historia y logra remontar un 4 a 0 adverso  venciendo, al PSG en un partido épico en el Camp Nou por 6 a 1. El Real Madrid también aseguró el pase a cuartos al ganar al Nápoles a domicilio, 3 a 1.

En la doble jornada de octavos de final de la Champions, en primer turno el Real Madrid y el Bayern Munich solventaron sus respectivos encuentros con sendas victorias.

Los madrileños vencieron al Nápoles y los bávaros golearon al Arsenal. Se dio la coincidencia que los dos conjuntos repitieron el mismo marcador del partido de ida.

El Real Madrid ganó al Nápoles por 3 goles a 1, en su visita al estadio San Paolo, con goles de Ramos, Mertens en contra y Morata, el tanto de los italianos lo anotó Mertens.

El partido del equipo blanco, que para esta ocasión vistió de negro, fue muy malo y de no ser por la actuación de su capitán Sergio Ramos, el resultado de esta eliminatoria hubiese sido diferente.  Los de Sarri salieron a comerse al Madrid, dominio total del balón en la primera mitad.

El Madrid no funcionó en lo individual y colectivo, y recién en el minuto diez, tiró a la portería defendida por Pepe Reina. El ataque napolitano era constante, capitaneado por Insigne y Mertens, fue el belga, el hombre que abrió el tanteador.

Un ataque por la banda izquierda que encontró un pasillo libre por el lado de Casemiro, disparo cruzado de zurda que Keylor Navas no pudo evitar.

El Nápoles dispuso de un par de oportunidades de cerrar el partido, pero el desgaste físico, se hizo notar en los minutos finales del primer tiempo. Zidane miraba la hora mientras sus dirigidos aguantaban el chaparrón.

En la segunda parte el Madrid salió con actitud diferente, y pronto encontró la solución a sus problemas en la cabeza de Ramos y la asistencia perfecta de Kroos, su socio en la noche napolitana. Un tiro de esquina por la izquierda servido por el alemán y el sevillano supera en el salto a todos y pone el 1 a 1.

Jarro de agua fría para las aspiraciones del Nápoles y el Madrid volvió a la carga con la misma receta a balón parado. Ahora desde la derecha nuevo córner, Kroos recibe la señal de Ramos y éste de cabeza pone el balón al palo izquierdo de Reina, que previamente toca Mertens.

Con ese resultado, la remontada para los locales se hacía imposible y en el minuto de descuento llegó la puntada final, un ex del  Juventus, Morata, ponía el 3 a 1 final.

En el otro cruce de la noche en Londres, nuevo varapalo para el técnico Arsene Wenger que ve, cómo otro año, más cae eliminado en esta fase de Champions. Esta vez el verdugo del francés fue el Bayern Munich que venció al Arsenal por 5 goles a 1.

Si bien el resultado del partido de ida fue abultado, en suelo británico apelaban a la épica o buscar un milagro. Pero ni una cosa ni la otra, esto es cuestión de fútbol  y el Bayern fue a eso a la capital británica, a ganar.

Fue el Arsenal quien se adelantó en el marcador por intermedio de Walcott, y quien puso el 1 a 0 en el electrónico. Pero luego la expulsión de Koscielny, condicionó el rumbo del partido.

Lewandoski empató de penal y allí comenzó el recital de los hombres de Ancelotti, Robben, Douglas Costa y dos del chileno Vidal sentenciaron el match y quizá el futuro de Wenger en el banquillo del Arsenal.

El miércoles, segundo capítulo de los octavos y la cita era en el Camp Nou, el Barcelona y el París Saint Germain se citaban con la historia. El planteo de Luis Enrique era simple y sencillo, salir a buscar el partido y golpear primero al conjunto parisino.

Los de Unai Emery se cerraron atrás y esperaron al Barcelona y llegó el primero de la noche. Un balón atrás de Luis Suárez que se cuela medio metro en el arco visitante y el árbitro ayudado por el ojo de halcón da gol. Es el 1 a 0 y empieza la remontada.

El PSG siguió replegado, no salió de su campo y aguantó hasta el minuto 40, una jugada en área chica, e Iniesta se inventó un taconazo y la pelota da en Kurzawa y se mete en el arco, es el 2 a 0 y así se marcharon a vestuarios.

La segunda parte, la iniciativa siempre del lado culé, con un Messi desaparecido y sin chispa, pero con Neymar Jr. y Suárez enchufados en el  match.

Entonces el brasileño provocó una falta y llegó el penal, que dio paso al tercer gol de la noche, con un disparo de Messi. Diez minutos más tarde, en uno de los pocos ataques del PSG, Cavani sorprendió con un derechazo la tímida defensa de Ter Stegen.

El Camp Nou se silenció y el miedo a la eliminación sobrevoló el estadio. Pero el Barcelona no se rindió y fue  por más goles.  El reloj corría y los franceses ya se veían dentro, en el minuto 88 de juego, falta sobre Neymar y el paulista de tiro libre, la clava en el ángulo del arco de Trapp.

Sin tiempo que perder, siguió la presión de los catalanes. Suárez continuó engañando al juez del encuentro, tirándose por enésima vez, y esta vez, tanto esfuerzo, tuvo su recompensa. Penal para el Barcelona, lo tira Neymar Jr. porque Messi no estaba para esos menesteres.

En ese momento ya se jugaba tiempo de descuento, y el cuarto árbitro decía que se llegaría hasta el minuto 95. Otra vez Neymar Jr., el mejor de la noche, tiro un balón al área, apareció Sergi Roberto habilitado y con la punta del botín derecho, anotó el 6 a 1. Locura total en el Camp Nou y la fiesta siguió hasta tarde, en las calles de la ciudad condal, el Barcelona ya está en cuartos.

En el otro partido también hubo remontada, en Dormunt , el Borussia revirtió el 1 a 0 que el Benfica, le endosó en el partido de ida. Muy temprano el conjunto germano se adelantó gracias a un cabezazo de Aubameyang, el primero de los tres goles que marcó en la noche, y se sumó al que anotó Pulisic para dejar el match 4 a 0. Los alemanes también están clasificados y estarán en los bombos del sorteo de Lyon.

1488920461_831957_1488957945_noticia_fotograma

428 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.