Temporada 2023, año de cambios

El próximo 5 de marzo se pone en marcha la F-1 en el circuito de Sakhir, y lo hace con nuevos cambios reglamentarios y deportivos. En el segundo año de implementación del nuevo reglamento para la categoría, aquí les comentamos los más interesantes.  

Cambios técnicos

Tras el regreso del efecto suelo a los monoplazas de la temporada 2022, los ingenieros de las escuderías se toparon con el problema del rebote y vibración en las rectas de los trazados actuales.

La solución que proponen los comisarios de la FIA para el 2023 es aumentar la altura del fondo plano en el centro de 15 milímetros en el centro y 10 milímetros en los laterales. Esto también afecta al difusor central en el alerón delantero obligando a los diseñadores a respetar la altura mínima para evitar sanciones por parte de los comisarios. 

El HALO también sufre modificaciones en su diseño y construcción. Luego del espectacular accidente del piloto chino Zhou, de Alfa Romeo en Silverstone el año pasado, la FIA recomienda un diseño más rígido y con tope redondeado.  

Los nuevos retrovisores serán más grandes, se incrementa su superficie en un 30%. 

El peso de los monoplazas se rebaja a 796 kilogramos, y el peso de los motores se fija en 151 kilogramos.  Por esa razón muchos equipos, optaron por el color negro predominante en los autos de esta temporada, el de la fibra de carbono, sin pintar para no penalizar a la hora del pesaje en el parque cerrado. 

Se implementará el uso de un sensor en el interior de los tanques de combustible para medir la presión, que no deberá superar 1 bar. , y la  temperatura del carburante.

Además de los motores se permitirá que las cajas de cambio puedan reemplazar, cuatro al año, si no penalizarán. 

Otra de las novedades de este año, es que veremos a los pilotos llevar cámaras en sus cascos, con la visión a la altura de los ojos.  

Cambios en lo deportivo

Este año se disputarán 23 grandes premios, el torneo más largo de la historia de la F-1, además se correrán 6 pruebas al sprint los días sábados.

Esto tendrá lugar en los grandes premios de Azerbaiyán, Austria, Bélgica, Qatar, Estados Unidos y Brasil. Para ayudar a las escuderías a que en la jornada sabatina puedan sufrir daños en la carrera al sprint, la FIA abonará 300.000 euros por equipo. 

En los grandes premios, cuando ingrese el auto de seguridad o se neutralice la competencia, en la resalida, el DRS se podrá emplear en la primera vuelta.

A lo largo de la temporada, se implementará en dos grandes premios a designar, un nuevo formato de clasificación revisado (RQF). La Q1 con compuestos duros, la Q2 con medios y la Q3 con blandos, todo esto si no llueve. 

En el apartado de neumáticos, Pirelli presenta este año un sexto compuesto duro, aunque por gran premio suministrará solo tres tipos, duro, medio y blando.

Otro punto que está estudiando la FIA, para la próxima temporada, son las reglas del parque cerrado y la cantidad de horas trabajadas por los equipos de F-1 durante los fines de semana. Las escuderías llegan a los circuitos el día miércoles, pero no es hasta el viernes en que empiezan a trabajar sobre los autos.    

586 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.