Bicampeones Panamericanos

En la ciudad canadiense de Calgary, todo culminó ayer cuando el seleccionado masculino de hockey indoor se consagró campeón de la disciplina al superar a Trinidad y Tobago por 5 a 2 con pasaje directo al mundial 2025.

Por el lado de las damas, el seleccionado nacional cayó ante su par de Estados Unidos en los penales (3 a 2 en los shoot -out) luego de haber batallado en tiempo regular e igualar 5 a 5.

Un gran campeón

Tuvieron que pasar 3 años para que la Argentina revalidara su título de campeón Panamericano cuando se disputó aquella final ante Estados Unidos en Spring City, y 7 años cuando la «Celeste Blanca» caía en la ciudad de Georgetown, Guyana, ante Trinidad y Tobago en una final. 

Mucha agua pasó bajo el puente, y en estos momentos de locura, se nota el crecimiento de este grupo espectacular de jugadores que pudieron creer en sus posibilidades ante viento y marea. 

El buen trabajo que hizo el seleccionado en el torneo, lo revalidó en la semifinal jugada el viernes. Se impuso sin problemas a Guyana por 10 a 0, esperando a su rival de turno que tenía una parada brava. La gran sorpresa la dio Trinidad y Tobago venciendo a Estados Unidos por 5 a 4 en un partido más físico que técnico. 

El mismo planteo intentó realizar el seleccionado del Caribe para tratar de anular el circuito de juego argentino. Luego de un primer cuarto bastante duro donde el dueño de las acciones fue el conjunto nacional, recién se pudo destrabar con gol de Eleicegui de córner corto finalizando el tiempo.

Argentina se concentró en el ataque cuando a los tres minutos del segundo periodo, un error en el control de pelota con todo el equipo jugado al ataque, termina siendo aprovechado por T&T en un contragolpe que traduce en gol del palo de Vieira (buen jugador del conjunto caribeño).

Los de Lanzano no se desesperaron, siguieron buscando los caminos, el nuevo tanto llegó de una jugada combinada de córner corto, donde Ceballos convierte con maestría.

Al minuto nomás, nuevamente el sanjuanino Ceballos convierte luego de una mala salida que fue capturada con un bloqueo alto, pase de Eleicegui al goleador que pone el 3 a 1 parcial.

El tercer parcial se abrió con gol de Eleicegui y nuevamente Ceballos logra un gol más para su cuenta personal. 5 a 1 el marcador.

El último cuarto permitió que T&T consiga un nuevo descuento, pero Argentina siguió siendo dueño de todas las acciones manejando con criterio todo los ataques hasta el final. Argentina dominó el torneo de principio a fin consagrándose como un justo campeón. 

Batalla que tuvo un final dramático

Se sabía que el único traspié que tuvo el seleccionado de damas argentino, fue la derrota ante las norteamericanas al comienzo de este Panamericano.

Una derrota que caló hondo en un equipo en vías de construcción. Se pudieron reponer ante Uruguay y luego demostrar su valía frente a un Canadá que quedó deslucido ante el buen trabajo de las argentinas. 

Con otra cabeza, con la confianza por las nubes, el conjunto argento enfrentó de igual a igual a Estados Unidos, demostrando claramente que no era el mismo equipo de la clasificación. 

Lara Irianni se convirtió en el estandarte de la diferencia parcial para Argentina. Con su hambre de gol pudo vencer a las americanas en su propia área, ahí donde eran fuertes.

A los cinco minutos del primer cuarto, desde un córner corto, Irianni perforó el arco defendido por la arquera Tamburo.

En el segundo parcial fue la juvenil Navarro que convierte para estirar la diferencia. Sin embargo Matson descuenta puede acercarse en el marcador.

La que hasta el momento estaba haciendo un partido fenomenal, fue Zuk, la arquera argentina que dio tranquilidad y solvencia a la defensa nacional.

Faltando segundos (daríamos milésimas) un contragolpe americano se transformó en el primer empate parcial.

Estoy seguro que sonó la chicharra de final de tiempo en el momento que la pelota ya había salido del palo de Reese, pero el gol fue convalidado.

El tercer segmento comenzó con dominio de las acciones para Argentina, y otra vez Irianni llega gol para poner nuevamente la diferencia a favor.

Reese se convirtió en el ogro de la película, ya que pudo capturar una bocha luego de un ataque argentino. Gol y nuevo empate.

El partido no daba tregua y ya estaba roto. Un error nuevamente en el ataque argentino le dio otra vez más a Reese para que convierta y poner a Estados Unidos al frentepor primera vez en el juego.

Pero Amaya, el baluarte que tiene la Argentina en defensa, convierte desde córner corto para empatar nuevamente las acciones.

Faltando tres minutos para el final, nuevamente Amaya se puso la pilcha de goleadora, capturando una pelota de espaldas al área americana, con giro y tiro convierte para la albiceleste faltando poco para que termine el partido.

Reese desde córner corto pone el empate final de cinco a cinco en tiempo reglamentario forzando y los penales. 

Penales son penales, a veces es suerte, otras veces maestría, pero generalmente terminan con una cuota de injusticia para el equipo que luego de un partido casi perfecto cayó por 3 a 2.

Final con Estados Unidos campeón con un susto que le durará hasta el mundial 2025 y Argentina Subcampeona subiendo un escalón en el podio a puro talento fueguino.

462 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.