El futuro llegó

Por Agustín «Colo» Aguirre (Corresponsal LBD en La Pampa)
foto fibaFinalizó esta primera edición de la Americup, dejando sensaciones más que positivas para la Argentina, aunque perdió la final frente a los Estados Unidos por 81 a 76 , se vio una identidad de equipo que alimenta soñar a futuro.

Luego de 20 años Argentina salió a la cancha sin un solo miembro de la «Generación Dorada» entre sus filas, era el gran desafío de este torneo, ver cómo sería el rendimiento de esta nueva camada y vaya que los resultados fueron positivos, rendimientos muy buenos como los de Campazzo,Brussino, Deck, Garino. La oportunidad de tener un plantel largo hizo que posibilitó que varios jugadores tengan responsabilidades impensadas en otro momento.

El partido empezó con una idea clara de los argentos manejando el ritmo del juego, primero en defensa, todo jugador ubicado del lado débil de la pelota tenía un pie por encima del eje de cancha, eso hizo que Estados Unidos no tenga plan «B».

Primero porque el tiro exterior no apareció, luego porque cuando penetraba todo el elenco albiceleste estaba bien cerrado y al sacar la pelota de la zona las rotaciones defensivas eran muy buenas, tan bien estaba el local que en el primer cuarto realizó 3 tapas, promedio que tuvo durante todo el torneo.

En ataque la efectividad fue muy alta, donde los primero 6 tiros 4 fueron certeros, (dos triples de Brussino y dos dobles largos de deck), recién cuando el reloj marcaba 7:41 USA logró el primer doble del partido con mucho esfuerzo abajo del aro de la mano de Hilliard.

El encuentro se presentaba con los de Hernández presionando en todos los sectores de la cancha generando muchos recuperos, pudo correr en contragolpe de la mano de Brussino y Garino. Pasaje muy favorable para el local que dejó a la visita  en tan solo 15 puntos.

El segundo cuarto arrancó con el mismo tenor, aunque los artífices en ataque eran otros, Saiz con 7 puntos seguidos, Laprovittola con otros 6 y Redivo con 3 fueron los únicos que convirtieron en el conjunto nacional al cabo de casi 8 minutos de juego.

Pero eso demuestra lo que era el partido y a donde lo quería llevar, posesiones largas, que Estados Unidos juegua siempre al filo de los 24 segundos. Recién cuando el reloj marcaba 2:11 otro jugador se sumó al goléo, fue “Pato” Garino gracias a lo hermosa bandeja de zurda, el cuarto terminó con una «bomba» de Campazzo desde 45 grados gracias a una asistencia de «lapro», así la selección se fue al descanso largo arriba por 42 a 27.

En el comienzo del tercer dio la sensación de quiebre por completo a favor de los locales, porque Argentina sacó 20 de ventaja ( 48-28) gracias a tres dobles seguidos de Brussino, Deck y Campazzo.

De a poco Estados Unidos empezó a encontrar goles fáciles, y tomarle la mano a la defensa Argentina, tan así fue que se puso en partido, gracias a un triple de Hearn desde el eje de cancha cuando quedaban 3 segundos. Asimismo apareció peligrosamente la efectividad de los tiros exteriores, rubro que hasta ese momento era una materia pendiente para los «yanquis».

El último cuarto comenzó con una falta técnico cobrada a Hernández que la visita no pudo conseguir,  de todos modos sumó un triple y el partido ya fue otro. Argentina no estaba cómoda en ataque, esto fue aprovechado por los Estados Unidos gracias a un triple de Hearn más un doble de Warney empatando el partido en 58 con 7:45 por jugar.

Brussino metió una «bomba» para darle ventaja a la selección pero rápidamente respondió Hearn de la misma manera . Luego los muchachos del «Oveja» se quedaron sin gol, dos dobles seguidos de USA hicieron que pase al frente, la ventaja recién se estiró cuando restaban 4:23 gracias a otro triple de Munford para poner las cosas 70-63.

Campazzo respondió de la misma manera, es más luego tuvo otra chance de tres pero la pelota no pasó ni cerca del aro. La ventaja se mantenía entre los 4 a 5 puntos. Con 21 segundos por delante el DT Argentino pide tiempo muerto, a la salida del mismo Brussino entregó la pelota a Deck,  fue en busca del mano a mano para meter un hermoso triple poniendo las cosas a tan solo dos puntos, 78 a 76 con 20 segundos por jugar.

Redivo cometió falta sobre Hilliard, convirtiendo uno de los dos libres con 16 segundos, Laprovittola se hace de la pelota tomando una decisión por lo menos discutible. Amagó el tiro buscando la falta, el balón pegó en el soporte del aro y se fue afuera.

A partir de allí se acabaron las esperanzas de victoria para la selección que se quedó con un valioso segundo y  varias sensaciones positivas pensando en lo que vendrá.

301 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.