El “otro” accidente de Lauda

Por Daniel Campos (Corresponsal LBD en Palma de Mallorca, España)

niki Lauda 1976La reciente desaparición física de Niki Lauda disparó rápidamente una gran idea por parte de nuestro hombre en España. Daniel Campos se encuentra escribiéndo un libro sobre la Fórmula 1 Internacional. Durante alrededor de una semana y a modo de homenaje espiaremos los capítulos que involucran al austríaco triple campeón del mundo. Segunda entrega.

1976 fue para Niki Lauda un año lleno de cambios y desafios, pero también con algunos momentos donde la tragedia le tocó muy de cerca. Tras coronarse campeón en la temporada pasada con Ferrari, revalidar su título era uno de sus objetivos. En Interlagos, sumó el primer triunfo, luego en Sudáfrica repitió y a poco de su regreso a Europa contrajo matrimonio con Marlene Knaus. Lo hizo de manera sencilla, lejos de curiosos y de la prensa.

Luego de una breve luna de miel, apenas cuatro días, Lauda ya estaba entrenando a bordo de su Ferrari 312 T2 en el Jarama, España. En el trazado madrileño tuvo una salida de pista e impactó muy fuerte contra las defensas lo que le provocó una pequeña conmoción cerebral, pero el austríaco continuó probando su auto. Como piloto de carreras conocía bien los riegos de su profesión y los asumía con naturalidad.

Pero un accidente aún más grave y que por poco le cuesta la vida al vigente campeón del mundo de F1, sucedió lejos de las pistas a bordo de un vehículo que en nada se parecía a un monoplaza  color rojo. Estando en su casa de Hof, muy cerca de Salzburgo, Lauda habló con Sebastián Enzinger, su vecino, para que le prestara su tractor, porque quería hacer unos arreglos en su finca. El austríaco maniobraba la pesada máquina, cuando volcó y quedó atrapado bajo ella. Apenas podía moverse, gritó pidiendo auxilio y no, sin esfuerzo, pudo apagar el motor del tractor. Tras ser rescatado fue llevado por su esposa hasta un hospital donde los médicos comprobaron que Lauda tenía un par de costillas rotas, dificultad para respirar y no podía mover su brazo derecho.

El Mundial de  1976 estaba literalmente acabado para el piloto de Ferrari, inclusive, ya en la escudería italiana pensaron en buscarle un reemplazo. Pero Lauda no se rindió ante la adversidad y se preparó para volver a correr, y con la inestimable ayuda del fisioterapeuta Willi Dungl inició su recuperación.

Diez días después del accidente, volvió a ponerse al mando de su  auto, para los entrenamientos oficiales del Gran Premio de España. En aquella carrera terminó en segundo lugar por detrás del McLaren del inglés James Hunt, su máximo rival en pista en esa temporada.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 88 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>