Talleres perdió y estará otro año más en la tercera categoría

Por Martín Velasco (Corresponsal LBD en Córdoba). El domingo, en el Estadio Kempes, el conjunto de Barrio Jardín cayó 1-0 con Gimnasia de Mendoza, dejando escapar la última chance de ascenso a la B Nacional. Finalizado el juego hubo graves incidentes entre hinchas y la policía.

Talleres volvió a sufrir un cachetazo del cual será difícil recuperarse. Tras las elecciones que dieron como ganador al nuevo Presidente Andrés Fassi, la situación institucional y deportiva parecía empezar a mejorar. La final perdida con Unión de Mar del Plata, que siginificaba la primera posibilidad de subir, había quedado en el recuerdo.

El 2-1 sufrido en la ida ante Gimnasia brindaba esperanzas de poder dar vuelta la historia y de una vez por todas regresar al club al menos a la segunda división. Más de 40 mil personas se dieron cita en el ex Chateau Carreras, con la ilusión a flor de piel. Y encima, para acrecentar esa fe, el Matador empezó bien, yendo al frente y consiguiendo un penal a favor, cuando apenas se habían superado los 20 minutos de la etapa inicial. Diego Martínez, uno de los puntos más bajos a lo largo del torneo, agarró la papa caliente y su remate, suave, tibio y con poca convicción, terminó en las manos del arquero Alassia, la gran figura de la tarde.

Con el reloj jugando cada vez más en contra, los de Guillermo Hoyos tuvieron más situaciones para abrir el marcador y al menos forzar la definición desde los doce pasos. La falta de eficacia de los delanteros, las escasas ideas en la creación de jugadas y la impresionante tarea del 1 rival, hicieron que con el correr del partido la ilusión se fuera convirtiendo en enojo, la fe en decepción y el aliento constante en insultos. Como golpe de KO llegó el gol de Sergio Oga, en tiempo adicional al reglamentario, para dejar sin vida al local.

Así terminó Talleres una nueva temporada en el Federal A (antes llamado Argentino A), un certamen que le hizo un guiño con la accesible zona en la que recayó y brindó varias posibilidades para conseguir el objetivo planteado. Así y todo, la T pecó nuevamente por su falta de determinación y debió sufrir por quedarse al menos un año más en la tercera categoría del fútbol argentino.

En el final, como lamentablemente ya resulta normal, algunos hinchas destrozaron las instalaciones del Estadio y produjeron serios enfrentamientos con la fuerza policial. El saldo fue de 120 detenidos, 20 personas heridas (3 de consideración) y una nueva escena de violencia en nuestras canchas.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 529 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>