El descenso menos esperado

Por Matías Pouso (Corresponsal LBD en CABA)
HYZKX5quXFMpzapk6VoP3Q6Rk9IDmdVPH1Rt77mpOIseJxFPcEl equipo argentino de Copa Davis perdió la categoría este fin de semana. Los comandados por Daniel Orsanic no pudieron con el conjunto kazajo y deberán disputar la Zona Americana en 2018. Las fotos son gentileza de Prensa AAT.

La edición 2018 de la Copa Davis no será una más para el tenis nacional, después de 16 años de formar parte del grupo de elite en esta competencia, Argentina perdió su lugar entre los mejores equipos del mundo.

La jornada del viernes había concluido en tablas, con triunfos de Kukushkin y de Schwartzman.

El sábado fue el turno del dobles, allí Máximo González y Andrés Molteni (debutantes en la Davis) perdieron contra Timur Khabibulin y Aleksandr Nedovyesov por 5-7, 6-4, 7-5 y 6-4 en casi tres horas y media de juego.

La pareja argentina, que había ganado en marzo de este año el Challenger Copa Ciudad de Tigre, había arrancado muy bien el partido, logrando dos quiebres y recibiendo uno (a Molteni), lo que fue suficiente para imponerse y para alimentar la ilusión de la permanencia.

Pero a partir del siguiente set, la pareja local comenzó a dominar y a imponer la localía. Molteni se mostraba cada vez más nervioso y fallaba constantemente con su servicio, hasta que finalmente lo perdió y Kazajistán igualó el encuentro.

En el tercero y el cuarto set abundaron los errores y la ansiedad por parte de la pareja argentina, si bien los parciales fueron ajustados, González y Molteni jamás dieron la sensación de poder encaminar el resultado adverso; en tanto que los europeos sin grandes lujos ni zozobras, construyeron una victoria sólida y sumamente importante de cara al futuro de la serie.

Esta derrota dejaba a los comandados por Daniel Orsanic sin margen de error, necesitando dos victorias el día domingo por parte de Diego Schwartzman y de Guido Pella.

Con esa presión salió a jugar el Peque, en la mejor temporada de su carrera y ante un rival al que había vencido en el único enfrentamiento previo, pero la Copa Davis puede transformar al más débil en héroe y viceversa.

Con los nervios y la responsabilidad en sus manos, Schwartzman comenzó el cuarto punto de la serie frente a Kukushkin cometiendo una doble falta, luego vinieron otra más, y se le sumaron tantos errores que en tan solo 11 minutos ya se encontraba 0-4 en el marcador.

A pesar de haber tenido una pequeña reacción, el kazajo le ganó el parcial por 6-4.

Kukushkin estaba jugando uno de los mejores partidos de su carrera, metió todo lo que tiró y dominó al argentino posicionándolo sobre la derecha para luego rematar sobre el revés.

Además tuvo en su servicio un arma clave e indescifrable para el Peque que de a poco veía como se esfumaba el sueño de la remontada.

En poco tiempo la diferencia se estiró a dos sets a cero con mismo resultado que el parcial anterior.

En un tercer set un poco más reñido que los anteriores, la definición se estiró al tie-break, ahí el europeo volvió al nivel de los parciales anteriores, en contrapunto del Peque que repitió los errores previos y terminó pagando caro con la que seguramente fue la derrota más dura de su carrera.

El quinto punto no se disputó debido a que Dimitry Popko no se presentó por lesión, el mismo fue otorgado a Argentina solo para la estadística.

En el futuro cercano asoman como rivales más peligrosos Colombia y Chile en la Zona Americana.

Habrá tiempo para preparar esta incursión, en febrero el equipo tendrá descanso mientras se disputa la primera ronda del Grupo Mundial y la primera ronda de América I, Argentina tendrá libre esa primera fecha y comenzará la lucha por el retorno en abril.

El cuadro se conocerá el próximo miércoles, cuando se realice el sorteo en la Federación Internacional de Tenis; Ecuador, República Dominicana y Brasil, serán los otros integrantes del grupo.

Fueron 16 años ininterrumpidos en el Grupo Mundial, lo cual generó una sensación exitista de que el país perteneció a esta elite durante toda la historia de la competencia, pero esto dista de ser real. De los 63 años que Argentina lleva jugando la Davis, tan solo 25 fueron en el Grupo Mundial.

Lo más importante en este momento es no dramatizar, no sentir que por el cambio de categoría Argentina deja de ser una potencia mundial del tenis.

Mucho se habló de las responsabilidades de esta derrota, se condenó sin filtro a Juan Martín Del Potro, Leonardo Mayer y Federico Delbonis, tres de los cuatro campeones del año pasado.

Acusaciones absurdas y fuera de lugar en un momento que solamente habría que agradecer a los que estuvieron y a los que dieron todo para llevar al país a lo más alto por primera vez en la historia.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 14 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>