El tenis en cuarentena

Por Matías Pouso (Corresponsal LBD en CABA)

20200313143114_tenis-coronavirus_x2
El deporte blanco no fue la excepción a la cruda realidad que se vive a nivel mundial por culpa del coronavirus. Cómo mínimo, hasta el 7 de junio no se disputará ningún torneo, pero aún hay más dudas que certezas en cuanto al regreso del circuito.

El 2020 será recordado históricamente como el año en el cual el mundo se detuvo, el COVID-19 (o coronavirus como se lo conoce popularmente), nació en diciembre de 2019 en un mercado de animales exóticos la ciudad china de Wuhan y en poco más de tres meses invadió el planeta entero.

Prácticamente todas las pelotas, sean de la forma que fueran, dejaron de rodar o de picar; y todos los deportistas apoyan el mensaje concientizador #quedateentucasa.

La interrupción del tenis llegó a principios de marzo, cuando el Masters 1000 de Indian Wells estaba en plena etapa de preparación. Tommy Haas, director del torneo, confirmó el 8 de marzo la suspensión temporaria –hasta ese momento- del torneo californiano.

Con el correr de las semanas, todos los torneos fueron cayendo como piezas de domino, por lo que una reubicación de alguno de ellos en una futura semana del calendario pareciera imposible en este momento que se conoce a ciencia cierta la gravedad de la situación.

La medida alcanza tanto a torneos organizados por la ATP como por la WTA (organización que regula el circuito femenino) y la ITF (Federación Internacional de Tenis).

La Asociación Argentina de Tenis suspendió las competencias de su calendario y la Confederación Sudamericana de Tenis suspendió los certámenes de 14 y 16 años.

Aún se desconoce qué pasará con los puntos y el ranking de cada jugador, las autoridades están analizando la mejor manera de sobrepasar este momento inédito en la historia del deporte.

Indian Wells, Miami, Houston, Marrakech, Monte-Carlo, Barcelona, Budapest, Munich, Estoril, Madrid, Roma, Ginebra, Lyon, y Roland Garros son, hasta el momento, los torneos ATP cancelados.
También se suspendieron, hasta el 27 de abril, los certámenes del Challenger Tour, la segunda categoría del tenis profesional.

Algunos torneos, como Indian Wells, están negociando la posibilidad de trasladarse a septiembre, después del US Open, pero otros parecen resignarse hasta 2021, como el Miami Open, ya que en su nueva ubicación, el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, suele haber distintos eventos.

El primer pensamiento que se cruza cuando uno habla de un tenista, es un deportista con una cuenta bancaria abultada y que los coletazos económicos que podrían generar cualquier tipo de evento extraordinario les resultaría esquivo.

Esa reflexión podría aplicar a los tenistas de elite, a aquellos que semana tras semana recaudan millones y que los sponsors cubren la totalidad de sus viáticos.

Saliendo de ese selecto grupo, se encuentra el mundo de los tenistas humanos. Los que semana tras semana se ganan el mango y a los que este parate afectará severamente.

Un claro ejemplo de esto es el tweet del estadounidense Noah Rubin, 224º del ranking: «Estaré en Nueva York durante un tiempo, dando algunas lecciones selectas si alguien está interesado. Sólo consultas serias», claro ejemplo de alternativa ante una crisis que recién comienza y que pareciera, subsistirá por un tiempo prolongado.

Hoy reina la incertidumbre, no hay certezas ni fechas estimadas de cuándo sería la reanudación del circuito tenístico.

Lo que sí se sabe y lo más importante en esta situación, es que todos debemos tomar consciencia de la gravedad de esta pandemia y es nuestra obligación el ser responsables y solidarios. Quedándonos en casa, todos juntos podemos vencer al coronavirus.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
(Visited 14 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>