Regreso soñado

Por Matías Pouso (Corresponsal LBD en CABA)

1Roger Federer conquistó su quinto título en Melbourne luego de vencer por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3 a Rafael Nadal en la gran final. Este fue su título número 18 de Grand Slam y a partir de hoy vuelve a ubicarse en el top 10 del ranking ATP. Luego de seis meses de inactividad ganó el primer abierto de la temporada.

El Rey, el único, el mejor de todos, la leyenda viva. Al ex número 1 le sobran calificativos. Cuando muchos lo daban por retirado, cuando los murmullos lo alejaban cada vez más del tenis profesional, ÉL tomó su raqueta y demostró que está más vigente que nunca.

Después de seis meses de inactividad, el suizo volvió al circuito de manera soñada y se tomó revancha de Rafa Nadal, quien lo había derrotado en todas las oportunidades que se enfrentaron en el Australian Open (final del 2009, semifinales de 2012 y 2014). En tres horas y 36 minutos, logró la victoria en el que fue su partido número 100 en el Melbourne Park.

2Federer también cortó una racha negra frente al español, a quien no vencía en partidos de Grand Slam desde hacía diez años, en la final de Wimbledon 2007.

El de este domingo fue un partido intenso, vibrante e incierto hasta el punto final. Alternando un set por lado en los primeros cuatro parciales, llegando a un quinto para hacer esta definición aún más épica.

Nadal estuvo muy cerca de la victoria, luego de quebrar el saque de su rival en el primer juego del quinto set, dispuso de una ventaja de 3-1 e incluso una oportunidad para marcar el 4-2 con su saque, pero allí apareció el gran Roger.

En un final no apto para cardíacos, muchos seguramente recordaron el festejo con delay de Guillermo Villas al coronarse campeón del US Open 1977; la última derecha de Roger claramente había tocado la línea, pero Nadal se jugó un último cartucho pidiendo la revisión del Ojo de Halcón, la tecnología despejó cualquier tipo de duda y el preclasificado 17 saltó, gritó y festejó como un joven que acababa de ganar su primer título. Su humildad y su humanidad agigantan, aún más, la figura de este monstruo del deporte.

3Con este triunfo, Federer regresará al top ten situándose décimo, mientras que Nadal ocupará el sexto lugar. Este quinto Abierto de Australia es el 61º torneo en canchas rápidas para el suizo y el 89º de su cuenta general.

Luego de alcanzar las semifinales en Wimbledon 2016, Federer se alejó de las canchas y retornó en el primer gran torneo de 2017. Ahí derrotó a cuatro de los 10 primeros del mundo para terminar consiguiendo una hazaña de película.

Con 35 años y medio, el suizo, que hizo semis en Melbourne hace 12 meses, ascendió así siete posiciones para convertirse nuevamente en Top 10.

Su ídolo, Rod Laver, le entregó la copa. Algún día él lo hará con otros en Melbourne, París, Londres, Nueva York, Basilea o en cualquier ciudad del mundo porque en todas él juega y se siente como en el patio de su casa y porque en todas es figura indiscutible. Porque leyenda se nace. Y Federer es una leyenda.

4

386 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.