Un año sin Marcelo

Por Luis Vázquez (Colaboración Especial para LBD)

Se cumple el primer aniversario de la partida física de Marcelo Chávez, un ser humano fuera de serie. En lo personal tuve la suerte de que se cruzara en mí camino y construir una bonita relación de cordialidad y respeto.

Fui en busca de la ayuda del Sensei Luis Vázquez para realizar esta nota, quien mejor que él para explicar su tarea y legado que permanecerá para siempre no solo en su arte marcial sino también en la comunidad toda.

Luego de un año de su partida a otro plano, sigue vibrando entre nosotros. En cada pensamiento, en cada sentimiento, en cada silencio pero sobre todo en cada acción también.

Si esta conexión continúa su tarea, la que le eligió, continuará en cada alumno, en cada ser que lo quiere y reconoce.

Cuál es esa tarea?

Formar a nuestros niños y jóvenes con los valores del respeto, la no violencia, autosuperación y disciplina indispensable para sostener este camino.

Federico Szatynski y Eduardo Ast están haciendo un trabajo increíble con una madurez y un compromiso admirable continuando su tarea docente. Ellos no están solos, lo acompañan todos sus alumnos y la familia de Marcelo.

Pero quiero compartir otras tareas que Marcelo comenzó por ejemplo desde la Federación de Karate de Tierra del Fuego.

La tarea de reafirmar el valor educativo del karate y su posibilidad de incluirlo en las escuelas con un programa anual con contenidos y actividades que respetan el programa oficial actual de educación física de todos los niveles de enseñanza.


¿Porque inicio esta tarea?

Porque siempre estuvo convencido que el karate era formativo para su comunidad.

Marcelo también tomo el camino de crear puentes entre Okinawa y el mundo y asi fue que visitamos India en el año 2018 y él en persona en varias oportunidades lo hizo en otros países.

Porque inicio esta tarea?

Porque estaba convencido que el karate es un arte de patrimonio de la Humanidad y que tiene mucho que aportar en todas las sociedades.

Viendo en su persona esta visión, a un año de su partida Marcelo se transformó en un faro que aquellos que lo queremos y conocemos no vamos a dejar que se pierda una sola de estas iniciativas.

Solo falta seguir conectados a esa energía positiva y simplemente hacerlo y que su ser siga vibrando.

419 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.