En la historia grande

Por MZL Deportes (Corresponsal LBD en Buenos Aires)

Rodrigo Arciero es el primer fueguino nacido y criado en Ushuaia que anota en Primera División del Futbol Argentino. En diálogo con LBD pronunció sus sensaciones ante un momento histórico que no olvidará nunca más en su vida.

No quedan dudas de la calidad que tienen los jugadores que están en la Primera División, cada uno con sus pro y sus contra. Uno a veces puede decir que algunos llegan por contacto, por recomendación o porque son amigos del presidente, pero este no es el caso.

Rodrigo Arciero es un pibe que me ha tocado verlo disfrutar desde muy chico jugando a la pelota en Ushuaia, su ciudad natal. Y entre tanto juego, siempre estuvo una ilusión latente muy grande: llegar a Primera, un sitio reservado para muy pocos y lo que ha conseguido ‘Rodri’ a sus 21 años no tiene nombre.

Para colmo, si bien le tocó saltar a la cancha en el momento más delicado de su querido All Boys, se dio el lujo de anotar el primer gol en la máxima categoría del fútbol argentino para un fueguino nacido y criado en la ciudad más austral del mundo, con todo lo que eso significa.

Es que el pasado sábado se dio el lujo de clavar un golazo en el 1-1 parcial del ‘Albo’ ante Newell´s en el estadio Marcelo Bielsa, aunque después el resultado terminó favoreciendo a los locales. Nos contactamos con el fueguino para que nos acerque sus sensaciones luego de tremendo suceso a nivel personal: «Le pegué porque habia pasado al ataque y el centro no llegó nunca al área. Entonces, cuando estaba volviendo Roberto Battión me la da, la paro, la acomodo y le pego. Ni lo pensé».

Y tras consultarle que le dijeron sus compañeros en el festejo sostuvo que «cuando nos abrazamos todos juntos muchos me felicitaron por mi primer gol en Primera. Fue una sensación que no me voy a poder olvidar jamás».

Sin embargo, ante el descenso del conjunto que dirige el ‘Negro’ Rodriguez, Rodri dijo: «La verdad es que se ma hace muy dificil disfrutar el momento y el presente que estoy viviendo ya que me tocó irme a la B Nacional, debutar y jugar varios partidos en Primera y hasta hacer un gol. Es increíble pero vino todo junto y a veces se me complica para separar los momentos».

Añadiendo a modo de conclusión que «no es fácil debutar y jugar en el momento más caliente del club en los últimos años. Tengo mucho más para dar y siempre hay cosas por mejorar pero estoy conforme con la imágen que dejé. Mostré que estoy a la altura de jugar en Primera División y estoy eternamente agradecido a All Boys por haberme dado la posibilidad de llegar a la maxima categoria de mi país. Sueño con ganar el último partido para darle una alegría a la gente que se lo merece por el aliento que nos da dia a dia».

460 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.