Monza nos debe una vuelta

Por Daniel Campos (Corresponsal LBD en Palma de Mallorca, España)

Max Verstappen con Red Bull sigue imparable hacia el título y ayer en Monza volvió a ganar. Con un final de carrera descafeinado, con auto de seguridad incluido, el vigente campeón llegó acompañado de Leclerc, segundo con Ferrari y tercero, Russell con Mercedes Benz.

En los libres del viernes y en clasificación, tanto Ferrari,  Red Bull y Mercedes Benz lucharon por hacerse con las mejores posiciones de salida, aunque los principales animadores tuvieron suerte dispar por culpa de las penalizaciones por cambios de unidad de potencia, caja de cambios y soluciones aerodinámicas.

El sábado por la tarde, tras la clasificación, los comisarios tardaron más de cuatro horas en conformar la parrilla de salida. Así y todo, el domingo volvió a ganar el de siempre.

Tras apagarse los semáforos rojos el Gran Premio de Italia se puso en marcha y Leclerc no tuvo problemas para comenzar a liderar la prueba, Russell intentó un ataque, pero al llegar a la primera variante ya mandaba el monegasco.

Por detrás, Verstappen, que partió séptimo, ya era cuarto, y en el segundo paso por meta ya ocupaba el tercer lugar del podio, pero el holandés no se conformaría y fue por más.

En la quinta vuelta se puso segundo, desbancando a Russell con el Mercedes, mientras el otro Ferrari, el de Sainz también subía en la clasificación tras salir desde el fondo de la parrilla.

En la recta principal superó sin problemas a su paisano Alonso y era séptimo. En la 12ª ronda Vettel abandonaba su Aston Martin en el sector 2, y provocaba la aparición del auto de seguridad virtual.

Ferrari llamó a su primer piloto a boxes para adelantarse en la estrategia de paradas al equipo Red Bull, Leclerc se detuvo y volvió a pista justo cuando se agitaba la bandera verde.

Verstappen pasó a comandar las acciones, seguido por Russell y Leclerc, el campeón debía parar, aunque alargó su paso por boxes hasta  la mitad de la prueba, en el giro 26. El monegasco recuperó el liderato en ese momento, pero en la vuelta 34 hizo su segunda parada y Verstappen volvió a ponerse al frente del gran premio italiano. 

Con menos de 20 giros para el final, Leclerc trató de descontar la diferencia que le separaba del monoplaza del holandés y luchar por el triunfo en casa de Ferrari. Entonces llegó el abandono de Ricciardo con su McLaren, en plena variante Rettifilo, y el ingreso del auto de seguridad en la vuelta 47.

Todo el mundo expectante esperando un sprint final a una vuelta que nunca llegó, los comisarios de la FIA, así lo decidieron. Donde está Michael Masi cuando se lo necesita? Ah! Me olvidaba que lo echaron de la FIA y trabaja asesorando a Red Bull. No, no es una broma esto es absolutamente cierto.

Tras marcharse a boxes el auto de seguridad, Verstappen recibió el saludo de la bandera ajedrezada de manos de un elegante Giacomo Agostini. La F-1 deja Europa y se marcha rumbo a Asia para la próxima cita en la noche de Singapur.  

Así llegaron:

1º M. Verstappen-Red Bull en 1:20:27,511

2º C. Leclerc-Ferrari a 2,446

3º G. Russell- Mercedes Benz a 3,405 

El Mundial de pilotos

1º M. Verstappen (HOL) 335 pts.

2º C. Leclerc (MON) 219 pts.

3º S. Pérez (MEX) 210 pts.

El Mundial de constructores

1º Red Bull 545 pts.

2º Ferrari 406 pts.

3º Mercedes Benz 371 pts.

Próxima competencia: 2 de octubre, GP de Singapur, Marina Bay. 

20 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.