No todo está perdido

Derrota del equipo argentino ante Estados Unidos. Cayó por 7 a 4 en un encuentro trabado y con mucho roce. Era de esperar ya que estos equipos se conocen mucho desde el Panamericano en Filadelfia donde Argentina se consagró logrando el pasaporte mundialista.

En el primer cuarto finalizó empatados, recién en la última parte del segmento, el equipo nacional pudo encontrarse con su juego.

En el segundo parcial, Argentina se sintió más cómoda con su juego y en dos minutos hubo cuatro llegadas directas con posibilidades de convertir para la albiceleste.

Pero pasaron 30 segundos de esas acciones cuando Kaeppeler desde córner corto convirtió para el equipo de Estados Unidos. Con cuatro minutos jugados, Argentina convierte gol desde el palo de Joaquín González producto de un córner corto.

Finalizó el primer tiempo con un saldo favorable de 7 ingresos al círculo de Argentina contra 2 de Estados Unidos. Aunque la posesión fue muy pareja ya que nuestra selección tuvo un 51%. 

En el tercer cuarto, el mismo juego seguía para los dos equipos, la defensa argenta empezó a ceder muchos córner cortos, que si bien los estadounidenses no los pudieron capitalizar, también se notaba que el cansancio en el conjunto nacional iba creciendo.

Heldens convierte para los de Estados Unidos poniendo el marcador 2 a 1. Faltando un minuto para el término del tercer cuarto, llegó el tercer gol para los norteamericanos del palo de Leser.

Luego amarilla para Eleicegui con otro córner corto para el equipo americano que se transforma en el 4 a 1 parcial para Estados Unidos. 

En el último período Leser convierte nuevamente, a esa altura a los de Lanzano le costaba mucho generar juego ofensivo, cada vez que subía a presionar para conseguir la bocha no podía realizar buenas coberturas y eso le causaba muchos problemas para la línea defensiva del conjunto nacional.

Argentina se jugó a todo o nada cuando a los americanos le habían sacado un jugador por una falta. Massimo Lanzano, entrenador argentino, decidió sacar al arquero y jugar con seis jugadores en cancha.

Le dio sus réditos ya que convirtieron Rodriguez y González para poner el partido 5 a 3 y vislumbrar una levantada en los últimos minutos.

Kaeppeler convierte de penal y estira la diferencia a 3 tantos. Gol de penal que convierte Eleicegui, y el equipo nuevamente se coloca a dos de diferencia faltando 4 minutos.

Argentina seguía sin arquero y un error en ataque de deja a Harris que intercepte su pase y se vaya solo para el gol. 7 a 4 final para Estados Unidos. 

Buen partido, es necesario rearmarse anímicamente, que este equipo sabe de eso y mucho. Mañana tiene su oportunidad de mejorar la clasificación jugando ante los dueños de casa. 

464 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.