El seleccionado de los buenos momentos

Argentina logró la clasificación a las semifinales del Torneo Panamericano de Indoor Hockey faltando una fecha. El conjunto nacional demolió a su par de Estados Unidos por 8 a 1 y espera su último partido de la fase regular que jygará este jueves por la noche ante Trinidad y Tobago.

Se notaba en el ambiente, es un partido especial el que vienen jugando estos dos seleccionados continentales. Su historia reciente marca que habian disputado cinco partidos con tres triunfos albiceleste y dos victorias de los norteamericanos.

Al margen estadístico , la relación entre sus actores es muy difícil ya que son dos equipos con mucho carácter. 

En el día de ayer, el conjunto argento dió una muestra de carácter y madurez al no entrar en el juego que deseaba el equipo rival.

De esta manera, nuevamente Argentina pudo mostrar el valor agregado de tener jugadores con una excelente técnica, a la que se suma el juego posicional que le permite poner de rodillas al oponente de turno. 

En este choque, siempre tuvo el control del encuentro como lo viene haciendo desde que empezó el torneo. Con el armado por la izquierda por parte de su referente Juan Eleicegui, el conjunto nacional fue construyendo un triunfo con mucha circulación de pelota para luego ser incisivo en el arco rival.

Así llegó la apertura del marcador a los cuatro minutos del primer cuarto cuando Sosa aparece por derecha y tira bajo al arco defendido por Merriman.

Esta acción deriva en un golpe en el palo que es capturado por Ceballos que convierte con maestría. La misma fórmula anterior, con asistencia de Eleicegui hacia adentro del área, Ceballos toca de primera para Ayala que realiza un giro y convierte por arriba.

Faltando segundos para el cierre del primer periodo, los americanos se encuentran con un córner corto que convierten en gol. 

Párrafo aparte para el desempeño de los árbitros. Muchas decisiones fueron sacando de partido a los jugadores. Un punto para que la PAHF pueda tener en cuenta para más adelante. El juego de caballeros es muy rápido y las decisiones fueron muy habladas. 

El segundo parcial se hizo friccionado, los norteamericanos empezaron a hablar mucho bajo la anuencia de los árbitros. Por suerte el equipo argentino se dedicó a jugar y pudo volver al gol luego de un córner corto que Sosa convirtió en el tercer tanto de la albiceleste.

En el complemento el dominio nacional fue absoluto, con goles de Navarro y de Rodríguez. Este último definió con maestría con un perfecto flick de revés que hizo que la gente se levantara en la tribuna.

El cinco a uno a favor hizo que USA se adelantará en busca de un nuevo descuento. Se crearon los espacios para que Argentina termine demoliendo a los de rojo con goles de Navarro al minuto de juego, Ceballos a los tres, cerrando Ayala a tres minutos del final. 

Un partido perfecto. Bien jugado, pocas acciones en la valla defendida por Mayo en el primer tiempo y Ruiz en el segundo. 

Ahora queda por enfrentar a otro equipo difícil. No por su nivel técnico sino por su condición física. Trinidad y Tobago. Si bien había caído con Estados Unidos en el día de ayer, no es un equipo que se le pueda catalogar como fácil. Pero al frente estará Argentina, que de lo difícil hace todo sencillo. 

336 veces leída
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.